Diazar

Crístofer Pérez

Nacido en la Matanza de Acentejo, Tenerife, desde niño dibuja sus propios diseños como un juego con el que se entretenía mientras las adultas de la familia confeccionaban tanto sus mejores galas, como sus disfraces para carnaval. Con el tiempo, este pasatiempo fue perfeccionando la técnica y los diseños.

Formado en Turismo, su pasión por los viajes y su curiosidad por la diversidad cultural le llevan a indagar sobre las distintas formas de expresión de las sociedades, siendo la moda una de ellas. De este modo, su interés por el sector de la alta costura llega irremediablemente cuando conoce las principales ciudades europeas por cuestiones académicas o laborales, lo que le lleva a descubrir a las grandes firmas.

 

Jonathan Díaz

Natural de Güímar, crece en un ambiente en el que la costura, la artesanía y las artes plásticas en general se desarrollaban a diario, de manera que desde muy joven desarrolló su interés por el mundo de la moda, la pasarela y el diseño.

Desde niño tiene la oportunidad de crecer con grandes profesionales dedicados al sector de la confección, lo que le permite familiarizarse con tejidos, materiales y técnicas, lo que va perfeccionando con los años.

 

Web:diazar.es

Colección "Atenea"

Atenea, una diosa que inspira una colección cargadas de guiños helénicos, fácilmente identificables en las piezas de la primera colección, donde el uso de gasas y crep de raso de gran caída dibuja líneas ondeantes y ligeras cargadas de gran movimiento.

Inspiradas en la versatilidad de la mujer al vestir, en la sinuosidad de sus curvas y en su elegancia innata, la mayoría de las piezas tiene como objetivo destacar la figura femenina, marcando la cintura, resaltando las caderas e insinuando el escote. Para ello se hace uso de faldas lápiz, trajes de quillas que se ajustan al cuerpo hasta la rodilla y corpiños o corsés con escote corazón o palabra de honor, atados al cuello con espaldas descubiertas y transparencias sugerentes en puntos claves.

Otras piezas, mostrando el carácter polifacético de la mujer, transmiten una actitud más atrevida, con un estilo más sensual, provocador y fiero. Los cierres cruzados de los corpiños permiten ajustar al máximo la prenda al contorno, resaltando la figura, mientras que los contraste acusados, los escotes marcados y las aperturas sugerentes aprovechan al máximo la sensualidad natural de la mujer.